Los efectos del deporte y el fitness en la salud dental

Índice de contenido
Hacer ejercicio, mantenerse en forma y practicar deportes son importantes para ayudarle a mantener una buena salud. Eso es lo que nos han enseñado a lo largo de nuestras vidas, y es una parte tan importante de nuestro sistema de creencias que gastamos miles de euros en gimnasios, participación y equipos deportivos y actividades saludables en general. Pero ¿como de bueno es el ejercicio físico para tus dientes? ¿Existen riesgos que debas tener en cuenta y qué medidas puedes tomar para protegerte y no comprometer tu salud bucal?

Efectos positivos

Echemos un vistazo a los efectos positivos del ejercicio en la salud bucal. Un estudio de 2005 muestra que el ejercicio regular reduce el riesgo de desarrollar enfermedad de las encías en el 54% de los sujetos, mientras que las personas que hacían ejercicio sólo unas pocas veces a la semana también tenían un riesgo 33% menor de enfermedad periodontal que las personas inactivas. También existe un vínculo obvio entre un IMC (índice de masa corporal) apropiado y la salud bucal, y las personas que mantienen un peso saludable mediante el ejercicio y una dieta de alta calidad tienen un 40% menos de probabilidades de desarrollar problemas de salud dental.

Efectos negativos

Con todos estos resultados positivos, ¿por qué habría alguna mala noticia? Sin embargo, creemos que un punto de vista equilibrado es primordial para ayudarle a tomar decisiones saludables para tu vida, por lo que hemos cubierto todos los aspectos del tema.

deporte y el fitness en la salud dental

Riesgo de lesiones

El riesgo más obvio para cualquier persona que realice actividad física es la amenaza de sufrir lesiones en la boca. Un golpe fuerte desde el ángulo equivocado no sólo puede dejarle sin algunos dientes frontales, sino que también puede causar lesiones en los tejidos blandos de los labios, la lengua, la parte interna de las mejillas y las encías.

Sin tratamiento, estas lesiones pueden desarrollar una infección secundaria. La pérdida o daño de uno o más dientes puede hacer que los otros dientes se muevan, lo que provoca problemas de mordida y posibles dificultades para comer y hablar, junto con la posibilidad de dolor y trastornos de la mandíbula temporomandibular (ATM).

Primero hacemos una limpieza dental, luego curetajes y por último una fase de mantenimiento.

Clínica Dental Raquel Pardo

Bebidas azucaradas

El desafío de mantenerse hidratado presenta un riesgo que a menudo pasa desapercibido para la dentición debido al ejercicio. Las bebidas deportivas y energéticas pueden contener los electrolitos que tu cuerpo necesita, pero un estudio de 2012 publicado en una prestigiosa revista indica que también contienen tanto ácido que beberlas durante solo 5 días puede dañar tus dientes. Además, al tomar sorbos de las bebidas durante los entrenamientos, tus dientes se exponen más frecuentemente a los azúcares que si simplemente tomaras una bebida entera. En efecto, estás bañando tus dientes en ácido todo el tiempo.

deporte y el fitness en la salud dental

Composición de la saliva

Un estudio de 2014 que investigó a 35 triatletas y un grupo de control de número similar, y probó los equilibrios del pH en su saliva. Las personas que pasaban más tiempo entrenando físicamente tenían un mayor riesgo de sufrir caries, así como un pH o contenido alcalino notablemente más alto en la saliva. También produjeron menos saliva. El estudio concluyó que ejercitar el aumento de la alcalinidad, que combinado con la cantidad reducida, ayudó a neutralizar las proteínas de la saliva que previenen las caries.

Respiración por la boca

Se trata de la saliva y de cómo protege tus dientes. Durante los deportes o el entrenamiento físico, las personas suelen respirar por la boca. Esto seca el flujo de saliva y proporciona a las bacterias un entorno excelente para reproducirse y prosperar, lo que aumenta el riesgo de sufrir caries.

Medidas de protección

La mayoría de estos desafíos se pueden prevenir tomando algunas medidas básicas para proteger los dientes, que incluyen:

  • Usar un protector bucal durante la práctica de deportes para protegerse de lesiones inesperadas
  • Beber agua en lugar de bebidas deportivas. Al beber tan pronto como tenga sed, puede minimizar las necesidades de electrolitos en las bebidas deportivas de su cuerpo. Pruebe el agua de coco para rehidratarse durante el esfuerzo intenso: es baja en azúcares naturales y también tiene propiedades antiinflamatorias.

En la Clínica Dental Raquel Pardo, nuestros dentistas de confianza en San Lorenzo de la Parrilla y Pedro Muñoz son expertos en tratamientos de salud dental. Para más información no dude en acudir a nuestras clínicas la Dra. Raquel Pardo estará encantada de ayudaros.

Si necesitas contactar con la Clínica Raquel Pardo:

Dentista en Mota del Cuervo – Dental Pardo:

Calle Mayor Baja, 2, 16630 Mota del Cuervo, Cuenca o puedes llamarnos al 967 18 08 36.

 

Dentista en San Lorenzo de la Parrilla- Dental Pardo:

Calle Sol, 20, 16770 San Lorenzo de la Parrilla, Cuenca o llamanos al 969 19 50 57.

¿Quieres empezar tu tratamiento?
¿Necesitas ayuda?
Resolvemos tus dudas

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: Raquel Pardo
Finalidad: Gestionar el envío de información y prospección comercial
Legitimación: consentimiento del interesado
Destinatarios: Empresas y encargados de tratamiento acogidos a privacy shield.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos en clinicaraquelpardo@hotmail.com
doctora con paciente
Ir al contenido